Misión y Visión
Pastor

Nuestra misión principal es anunciar el evangelio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Como lo dijo Dios al profeta Ezequiel al enviarlo al pueblo de Israel:


Ezequiel 3:17 Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte.


3:18 Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano.


3:19 Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma.


Visión: sin duda el Señor tiene un plan específico para nuestras vidas como cristianos (nacidos de nuevo). Como hermanos en la fe, hemos sentido la profunda necesidad que implica atender y asegurar que cada hermano en Cristo reciba el alimento adecuado y valla creciendo y madurando lo más rápidamente posible en su vida espiritual. El propósito de Dios es reproducir el carácter y madurez de Cristo en cada creyente hasta llegar a la medida de la plenitud de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, a un varón perfecto.


Esta tarea es ardua y demanda esfuerzo y dedicación diaria, por supuesto que sin la ayuda del Espíritu Santo, esta tarea sería imposible de alcanzar. Dios desea moldear y utilizar la vida de todo aquel que se ha entregado por completo en sus manos, la biblia nos muestra como muchos hombres llenos de imperfecciones, de pecados y derrotas, son trasformados en hombres y mujeres ungidos, maduros espirituales, verdaderos líderes cristianos, llenos del verdadero amor y compasión que tiene Dios para el ser humano.
Vivimos tiempos en los cuales urge la necesidad de líderes cristianos con un testimonio de vida y conducta que impacte a la sociedad actual, personas dispuestas a servir a nuestro creador. Creyentes con un corazón sensible y moldeable para que sean aptos y fieles para el desarrollo del trabajo en la obra del Señor.


Cada día Dios nos llama a seguir adelante, la situación del mundo contemporáneo, de las familias y hogares de miles de personas; demandan de nuestra atención. Debemos realizar nuestro objetivo que es ayudar a nuestro prójimo, compartiendo nuestra fe y ensenándole que hay un mejor camino que puede ser de mucha bendición para su vida. El desafío es grande, pero Dios nos ha capacitado para cumplir con tan noble tarea, no hay nada más importante, hermoso y gratificante que hacer la voluntad de Dios; sirviendo con gozo, amor y compasión por las almas perdidas en nuestra ciudad y aun en todas partes del mundo. Llevando su palabra, compartiendo el mensaje de fe y esperanza, la unción que él ha derramado en nuestras almas.


ESTE ES EL TIEMPO Y LA HORA DE DIOS PARA TU VIDA No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, el mañana es incierto y puede ser muy tarde. Dios te ama y tiene un plan maravilloso para ti. Acéptale como tu Señor y Salvador y experimentaras un cambio extraordinario en tu vida.